Método Iyengar

 El método Iyengar

El método de Yoga Iyengar se caracteriza por la búsqueda del correcto alineamiento corporal, a través de la ejecución atenta y consciente de posturas. Busca crear espacio interno que favorece la circulación y equilibran el flujo energético en todos los sistemas del cuerpo, lo cual representa, en las tradiciones orientales,  la clave para la salud.

Con la intención de facilitar este alineamiento, el maestro Iyengar introdujo  una serie de elementos, también llamados implementos o “props” (cuerdas, almohadones, sillas, blocks, cintos, etc.) diseñados por él y que utilizados correctamente ayudan a desarrollar inteligencia corporal. El uso de estos elementos fue clave en su misión de democratizar el Yoga. Por lo tanto no hace falta ser flexible, ni joven, ni gozar de óptima salud para practicar Yoga al estilo Iyengar.

Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar “B.K.S. Iyengar”, es el fundador del método de yoga denominado Iyengar es uno de los maestros más reconocidos en el mundo y uno de los primeros maestros en introducir el yoga en occidente. Ha practicado y enseñado yoga durante más de 70 años.

Su método basado en el legado del sabio Patañjali es hoy el más difundido en Occidente. Ha escrito muchos libros sobre la práctica y varios aspectos de la filosofía de esta disciplina, incluyendo el gran clásico “Luz del Yoga” (Light on Yoga) traducido a dieciocho idiomas. En el año 2004 la revista Time lo nombró entre las 100 personas que más han influido en el mundo…

El método Iyengar se caracteriza por sus posturas ejecutadas con precisión y elegancia, la observación del detalle y la alineación correcta del cuerpo. Es un método bien definido en donde el practicante es guiado gradualmente con mucho cuidado del nivel elemental al avanzado.

El Yoga Iyengar va dirigido a personas de todas las edades, ambos géneros y sin diferenciar el lugar de nacimiento, lengua, estatus social o económico. Lo que caracteriza y distingue al Yoga Iyengar del resto son 3 elementos o aspectos claves de la práctica postural de Asanas que son:

  • Precisión y Alineamiento (técnica)
  • Secuencia de la practica
  • Tiempo de permanecía

Además de estos aspectos indicados, Precisión, alineación, secuencia y tiempo, también el uso de soportes o apoyos, como bloques de madera, cinturones, sillas, cojines etc. hace que el practicante aprenda los ajustes y precisión de la postura para posteriormente poder realizar la postura sin la ayuda de los soportes. Estos soportes hacen que practicantes con alguna limitación física o rígidos pueda realizar las posturas perfectamente y obtener los beneficios de ellas que de otra formas no habría sido posible.

En el Yoga Iyengar se pone especial énfasis en la atención, corrección y observación constante a los alumnos por parte de los profesores certificados, cuyo alto nivel de formación, tanto en la técnica de las posturas, como en la formación anatómica y capacidad de observación les permiten corregir y guiar las acciones de los alumnos de forma correcta. Este es el secreto de la calidad en la enseñanza del Yoga Iyengar por parte de los profesores certificados.

El Yoga Iyengar es un método accesible para todos, ya que se utilizan los soportes necesarios para cada constitución y para una mejor ejecución de las posturas, acentuando la precisión en cada una de las acciones necesarias para realizar minuciosamente cada asana o postura a través de la máxima observación del cuerpo y concentración de la mente.

De esta forma cuerpo y mente se unen en perfecta armonía para conducirnos a la experiencia de la meditación en la acción.